El compostaje es un proceso mediante el cual los desechos sólidos orgánicos son transformados en abonos orgánicos por acción de microorganismos en presencia de oxigeno.

Los abonos orgánicos son todo material que se obtiene de la degradación y mineralización de materiales orgánicos que provienen directa o indirectamente de las plantas y/o animales. Su utilización es  un gran aporte para la descontaminación del medio ambiente y eficaz  ayuda para la fertilización  natural de los suelos.

En general los abonos orgánicos se clasifican en dos tipos:

Abonos orgánicos sólidos: Compost, Humus de lombriz, bokashi, abonos verdes entre otros.
Abonos orgánicos líquidos: biol, te humus, te de compost entre otros.

La utilización de La Tecnología EM™ con EM•Compost® en el proceso de compostaje, está orientada a acelerar el proceso de descomposición del material, controlar la generación de olores y lixiviados y mejorar la calidad microbiológica y nutricional del material final, al incrementar la solubilización de nutrientes y generación de sustancias benéficas, produciendo un compost libre de patógenos y de calidad.

Usos de La Tecnología EM™ en Compostaje y Abonos Orgánicos

abonos organicos
recoleccion industrial

Hogar

Residuos orgánicos provenientes de la cocina, el jardín y las mascotas.

Producción animal

Desechos de animales como guanos, y otros materiales orgánicos (aserrines, salvados, cascarilla de arroz, podas, etc.), directamente en el corral o camas según sea el caso.

Producción Industrial

Residuos provenientes de cosecha, de los procesos de transformación industrial (aceites, harinas, cáscaras, frutas, hojas, ramas, etc.), o incluso proveniente de los restaurantes.

Proceso del compostaje de

residuos orgánicos

Más información

Proceso de Elaboración y aplicaciones

de EM-Bokashi

Más información

Cartilla de elaboración

de EM-Bokashi

Más Información

Cartilla manejo de residuos domiciliarios

con EM-Bokashi

Más información
Beneficios del Compostaje con EM•Compost®

 Acelerar el proceso de compostaje ganando tiempo y optimizando espacio, disminuyendo el uso de maquinarias y  los costos de infraestructura.

 Mejorar el contenido microbiológico y nutricional del compost.

 Incrementar la eficiencia como fertilizante, aumenta la disponibilidad de los nutrientes presentes en los residuos orgánicos, principalmente Nitrógeno y Fósforo.

 Enriquece el material con microorganismos benéficos y sustancias benéficas como aminoácidos, enzimas, vitaminas, sustancias bioactivas, hormonas y minerales solubles.

Evita la proliferación de malos olores e insectos nocivos como moscas al promover la descomposición por fermentación y no descomposición por oxidación.